elcultural

El 23 de febrero de 1981, guardias civiles entraron armados al Congreso y secuestraron a los diputados. En Valencia, los tanques salieron a la calle bajo las órdenes del teniente general Milans del Bosch. La recién estrenada democracia española estaba visiblemente en peligro, y los más señalados por su militancia antifranquista corrieron a esconderse. Una década antes, pronunciamientos similares habían acabado con las democracias chilena o argentina, entre otras, y cuarenta años atrás, un golpe similar, que derivó en una guerra civil de tres años, terminó con la II República. La forma de acabar con una democracia estaba clara: un golpe de Estado por parte de sus enemigos con apoyo militar interno y/o de una potencia extranjera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Antonio García Maldonado

Antonio García Maldonado (Málaga, 1983), es analista y consultor, editor y ocasional traductor. Actualmente es Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno de España, donde trabaja en la Unidad de Mensajes. Es analista jefe del servicio de riesgo-país de LLORENTE & CUENCA, y colabora con Thinking Heads en labores de consultoría estratégica y tendencias globales. Ha sido consultor en América Latina, región en la que ha vivido intermitentemente los últimos años. Fue Business Intelligence Manager de la consultora The Search Group, en su sede central en Belgrado. Es crítico de libros de no ficción de El Cultural del diario El Mundo, donde también escribe como analista de política internacional. Ha colaborado o colabora con regularidad en EL PAÍS, Letras Libres, The Objective y El Asombrario. Es también editor externo en el Grupo Planeta y redactor de informes en la editorial Acantilado. Ha traducido, entre otros, a Bob Woodward, al marqués de Sade, a William Kotzwinkle, a H.D. Thoreau o a Norman Mailer, cuyo libro Miami y el sitio de Chicago, prologó. Ha prologado la reciente edición de Viaje a la aldea del crimen, de Ramón J. Sender. Fue traductor becado del Colegio Internacional de Traductores Literarios de Francia, en Àrles. Antes de eso, fue librero y se licenció en Economía.

Category

Artículos

Tags