nuovo_cinema_paradiso_07-590x384

Albert Speer, arquitecto de Hitler y ministro de Armamento en los últimos años del Tercer Reich, contaba en sus memorias que uno de los elementos esenciales que tenía en cuenta al diseñar una construcción era el aspecto que tendría cuando fuera una ruina. Bien por causa de bombardeos de una guerra que sabía inevitable, bien por el paso del tiempo. Una precaución que muestra bien la relación milenarista y patológica que los nazis tenían con la historia y el tiempo. Buscaba un continuum que diera sentido a cada cosa erigida por ellos. Que quien viera en el futuro una deslustrada y medio derruida Cancillería fuera capaz de percibir, incluso en este estado de ruina, su significado y su sentido trascendentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Antonio García Maldonado

Antonio García Maldonado (Málaga, 1983), es analista y consultor, editor y ocasional traductor. Actualmente es Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno de España, donde trabaja en la Unidad de Mensajes. Es analista jefe del servicio de riesgo-país de LLORENTE & CUENCA, y colabora con Thinking Heads en labores de consultoría estratégica y tendencias globales. Ha sido consultor en América Latina, región en la que ha vivido intermitentemente los últimos años. Fue Business Intelligence Manager de la consultora The Search Group, en su sede central en Belgrado. Es crítico de libros de no ficción de El Cultural del diario El Mundo, donde también escribe como analista de política internacional. Ha colaborado o colabora con regularidad en EL PAÍS, Letras Libres, The Objective y El Asombrario. Es también editor externo en el Grupo Planeta y redactor de informes en la editorial Acantilado. Ha traducido, entre otros, a Bob Woodward, al marqués de Sade, a William Kotzwinkle, a H.D. Thoreau o a Norman Mailer, cuyo libro Miami y el sitio de Chicago, prologó. Ha prologado la reciente edición de Viaje a la aldea del crimen, de Ramón J. Sender. Fue traductor becado del Colegio Internacional de Traductores Literarios de Francia, en Àrles. Antes de eso, fue librero y se licenció en Economía.

Category

Artículos

Tags