7aae3d556e524f7faf2c57ac21dfc39a

 Para más información, pinchar aquí.

  • Podríamos decir que un transhumano es una persona que lleva a sus últimas consecuencias la voluntad autocreadora que el ser humano ha tenido desde siempre.
  • El transhumanismo es mitología más tecnología, y en su esencia es una rebelión –una más- contra la muerte.
  • “¿Qué queremos desear?” (HARIRI)
  • Ortega y Gasset ya se dio cuenta mucho antes, en los años treinta del siglo XX, de que ahí, estaba, en efecto, la raíz del problema. Ante lo que él llamaba la “hipertrofia de la técnica”, lo primero que había que procurar era orientarse bien ante la “crisis de los deseos” en la que habíamos quedado sumidos debidamente a esa abundancia de medios tecnológicos que nos rodea, sin que lleguemos a entender del todo ni su funcionamiento ni su propósito. Esa crisis se manifestaba ante todo en la ausencia o en el olvido de los fines, en la incapacidad para elegirlos con acierto, en la delegación en otros de esa tarea de elección.
  • Nunca el determinismo tecnológico había tenido tanta riqueza.
  • Y, una vez iniciado el camino del biomejoramiento humano, ¿quién se resistirá? Y ¿dónde estarán los límites? (“eugenesia liberal”).
  • … la generación de una casta genéticamente mejorada basada en su previa ventaja económica. Es decir, la desigualdad social existente podría verse transformada en una desigualdad biológica, y de este modo quedaría perpetuada y peligrosamente agravada.
  • Si, por el contrario, debido al abaratamiento de costes o a medidas sociales redistributivas, fueran muchas las parejas que pudieran acceder a su aplicación, estaríamos modificando de forma significativa el acervo genético de la humanidad, y, por tanto, tomando decisiones, quizá irreversibles y poco atinadas, acerca de la evolución de nuestra especie.
  • no debería asustarnos la posibilidad, en circunstancias muy delimitadas que habría que precisar, de realizar ciertos cambios, incluso cambios significativos, en las características de nuestra especie, lo cual implica la modificación genética en la línea germinal.
  • el problema está en los fines que deseamos alcanzar con ellos y en la fiabilidad de los medios.
  • Como ha dicho el filósofo de la tecnología de la Universidad de Oxford Luciano Floridi en su libro The Fourth Revolution (2014), el auténtico desafío no viene dado por las innovaciones tecnológicas, sino por la gobernanza de lo digital.
  • la inteligencia artificial […] ejerce su poder como un monarca absoluto, sin apenas el más mínimo control público eficaz sobre sus posibles abusos y caprichos…
  • Podemos dedicar todas las reflexiones que queramos a los problemas suscitados por el transhumanismo y a la posibilidad de que las máquinas superinteligentes terminen tomando el control. […] Pero no perdamos de vista lo esencial. Los peligros no están ahí, o al menos lo estarán durante bastante tiempo, sino en cosas mucho más perentorias, como en la creciente presión para que entreguemos nuestra privacidad y nuestra capacidad de decisión NO TANTO A LAS MÁQUINAS COMO A LOS DUEÑOS DE LOS MÁQUINAS (Véliz, 2020). […] solo si mantenemos la gobernanza de la tecnología, tendremos alguna posibilidad de impedir el cumplimiento de las anunciadas distopías, y, por ello mismo, esto es algo que debería incorporarse a la agenda de todos los partidos políticos. Es hora de tomarse en serio el trabajo regulador y legislativo.
  • el centro del debate público sobre las nuevas tecnologías se desplace hacia las posibilidades futuras de estas, muchas de ellas plagadas de incertidumbres dado el estado actual de los conocimientos, exagerando frecuentemente los peligros para la supervivencia de nuestra especie, mientras que se descuida la discusión sobre los efectos reales que el uso de las biotecnologías y de la inteligencia artificial está teniendo ya en aspectos concretos de la vida política y social. Eso implica que es necesario reconducir dicho debate.
  • [SUSAN ERTZ: “Millones de personas anhelan la inmortalidad y no saben qué hacer consigo mismas en una lluviosa tarde de domingo”].
  • De Grey ha situado en 2029 la fecha en que tal acontecimiento [SINGULARIDAD] sucederá. Es decir, será el año en el que se alcanzará lo que él llama la “velocidad de escape de la longevidad”, el año a partir del cual por cada año que vivamos ganaremos otro de vida.
  • Hemos pasado, pues, de anhelar una buena muerte a no querer morir.
  • [EL MEJORAMIENTO Y/O LA INMORTALIDAD] Podría ser más bien un inmenso club de solitarios autosuficientes y desentendidos del destino de cualquier congénere.
  • más que una redención, lo que el transhumanismo pide en el fondo es una redención. La rendición de nuestra especie.
  • El transhumanismo seculariza de este modo una vieja idea gnóstica. El cuerpo no es importante, podemos prescindir de él para ascender en perfección sin perder por ello nuestra identidad personal.
  • El desarrollo de la ciencia y de la tecnología nos está mostrando que algunas de las ideas que habíamos forjado acerca de la índole específica de lo humano están en serio cuestionamiento.
  • Preservar al ser humano exige entenderlo mucho mejor de lo que lo hemos hecho, y entender bien que sus límites siempre han sido flexibles.
  • Nuestro cuerpo biológico, lejos de mostrarse como algo prescindible, manifestaba toda su precaria realidad. Sin él no somos, con él somos mortales. No hay alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Antonio García Maldonado

Antonio García Maldonado (Málaga, 1983), es analista y consultor político. Actualmente es asesor político y redactor de discursos de la Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya. Es ensayista, autor de El final de la aventura (La Caja Books, 2020), editor y ocasional traductor. Junto al jurista Antonio Garrigues Walker ha publicado Manual para vivir en la era de la incertidumbre (Deusto, 2019, 5 ediciones) y Sobrevivir para contarla. Una mirada personal a la pandemia y al mundo que nos deja (Deusto, 2020). Ha sido asesor político y escritor de discursos del presidente Pedro Sánchez durante su primer Gobierno. También ha sido asesor en el Gabinete del presidente del Senado de España para el filósofo y presidente de la Cámara Alta Manuel Cruz. Ha sido analista jefe del servicio de riesgo-país de la consultora internacional LLORENTE & CUENCA (LLYC), además de consultor en América Latina, región en la que ha vivido intermitentemente los últimos años. Fue Business Intelligence Manager de la consultora The Search Group, en su sede central en Belgrado (Serbia). Es crítico de libros de no ficción de El Cultural del diario El Mundo, donde también escribe como analista de política internacional. Ha colaborado o colabora con regularidad en El Confidencial, The Objective, El Cultural y El Asombrario. Es también editor externo en el Grupo Planeta y redactor de informes literarios en la editorial Acantilado. Ha traducido, entre otros, a Francis Fukuyama, Jonathan Haidt, Bob Woodward, al marqués de Sade, William Kotzwinkle, H.D. Thoreau o Norman Mailer, cuyo libro ‘Miami y el sitio de Chicago’, prologó. Ha prologado la más reciente edición de ‘Viaje a la aldea del crimen’, de Ramón J. Sender. Fue traductor becado del Colegio Internacional de Traductores Literarios de Francia, en Àrles. Antes de eso, fue librero y se licenció en Economía.

Category

Notas de libros

Tags