Uno de los comentarios más frecuentes tras la salida de Trump de la Casa Blanca fue el de elogiar el sistema institucional de Estados Unidos: un diseño construido a finales del siglo XVIII contra la tiranía la había conseguido evitar más de doscientos años después. La talla de los Padres Fundadores, ya de por sí enorme, creció aún más a ojos de muchos observadores de todo el mundo. Por eso es tan fascinante conocer con cierto detalle los debates que se produjeron entonces entre ellos, algo a lo que nos ayuda la reedición ampliada hace poco de El descontento democrático (Debate), del profesor de Harvard Michael J. Sandel.