Hablar sobre liderazgo admite muchas interpretaciones, incluso contradictorias, porque es muy difícil definirlo. Como le ocurría a San Agustín con el tiempo, si nadie nos lo pregunta, lo percibimos; pero si queremos explicárselo al que nos pregunta sobre él, no sabemos explicarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Category

articulos