Las protestas de distintos gremios y de indígenas por el fin de los subsidios a los carburantes han llevado al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a trasladar el Gobierno a la ciudad de Guayaquil dada la vulnerabilidad de Quito. En el país latinoamericano rige el estado de excepción desde el pasado 3 de octubre tras una huelga general, pero, hasta el momento, los intentos por acallar las protestas han resultado vanos. El presidente Moreno ha culpado a su antecesor, Rafael Correa, de alentar un golpe de Estado, y anunció que las medidas no tienen marcha atrás, pues buscaba estabilizar la economía y la dolarización tras pactar un paquete de ayuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Category

articulos