¿Existe el nacionalismo español? Sí, sin duda. Cuarenta años de dictadura franquista lo enquistó como amenaza latente con ocasionales brotes de bestialidad. Y permanecen símbolos oprobiosos que ofenden a todos los demócratas, como el santuario fascista del Valle de los Caídos o las fosas comunes sin abrir. España es, tras Camboya, el país donde más hay en el mundo. Es, como cualquier nacionalismo exacerbado, desagradable, obtuso y potencialmente violento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Category

articulos