“No es fácil trazar una línea firme entre los estados de ánimo y lo que percibimos del mundo, lo que recordamos de él…”, escribe Siri Hustvedt (Northfield, 1955). Una sentencia que resume bien el eje de esta colección de ensayos que la escritora estadounidense ha ido publicando en distintos medios en los últimos años, y que, pese a su distinta procedencia, mantienen la coherencia no solo entre sí, sino con el conjunto de su obra.