• -El ejercicio que hay que conseguir que entiendan los candidatos es que no hay que salir a buscar votos, sino a buscar relaciones y conversaciones. Porque cualquier mínima conversación personal genera memorabilidad.
  • -Es lo que Thomas Friedman, ya en 2006, anunciaba, indicando que «la sociedad está pasando de la era de la información a la era de la interrupción».
  • -Dada la plasticidad de nuestro cerebro, sabemos que nuestros hábitos online continúan reverberando cuando no estamos conectados. Experimentos han demostrado que los usuarios habituales de tecnologías de la información se dejan distraer mucho más fácilmente por estímulos irrelevantes del entorno, tienen un control menor sobre el contenido de su memoria de trabajo y, en general, son mucho menos capaces de mantener su concentración en una tarea concreta.
  • -la memoria no garantiza el recuerdo si no es emocional.
  • -Debemos crear contenidos atractivos que sean recordados, que llamen la atención y que puedan ser compartidos, a la vez que buscamos nuevas relaciones y simplificamos y segmentamos nuestros mensajes. La memorabilidad es el objetivo.
  • -La ciudadanía tiene que creer que el político es como ellos y que, por tanto, es quien más puede conocerlos. Muchos políticos actuales entienden que deben generar estas percepciones y que estas deben ser creíbles. Se trata de lo que Aristóteles denominaba el ethos. El filósofo identificó tres tipos distintos de enfoques persuasivos en retórica. El primero, el ethos, describe la forma en la que el hablante establece –tanto abierta como más sutilmente- su relación de igual con los oyentes. El segundo, logos, es la forma en la que trata de influir en ellos mediante la razón. El tercero, pathos, es la forma en la que trata de despertar en ellos emociones como ira, piedad, temor o entusiasmo. Los tres son formas de persuasión y se entremezclan en los discursos.
  • -El único secreto es imaginar que tienes tu propia televisión. Así se consigue ser visible. El tiempo dirá si se consigue ser creíble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Category

Notas de libros