Para más información sobre el libro, en la edición de Interzona, pinchar aquí.

  • ¿Qué se esconde bajo tu manto, qué es esa fuerza invisible que me solicita el alma?
  • Qué pobre, qué pueril me parece ahora la luz –qué radiante y qué bendita la despedida del día-
  • Más divinos que las estrellas nos parecen los ojos infinitos que la noche abrió en nosotros. Esos ojos ven más lejos que los otros, pálidos, de los ejércitos innumerables –y ven sin ayuda de la luz:
  • Pero la noche eterna seguía escondiendo su enigma/ el signo severo de un poder lejano.
  • El viejo mundo se acercaba a su fin. Se marchitaba el jardín de las delicias de la nueva estirpe –los hombres jóvenes y los maduros pretendían un espacio más libre, y también más desolado. Los dioses desaparecieron con su séquito –Solitaria y sin vida quedó la Naturaleza. Una cadena de hierro unió el cálculo árido y la medida rigurosa. Polvo y aire, las inconmensurables flores de la vida se deshicieron en palabras cenicientas. Había huido la fe de los conjurados y la de su compañera celestial, que todo lo transforma: la fantasía. Un viento glacial del Norte recorría los campos, y la patria de las maravillas se disolvió en el aire. Las lejanías del Cielo se llenaron de mundos de luz. El alma del mundo y su cortejo de fuerzas se refugiaron en un santuario más secreto, en las regiones superiores del espíritu –para reinar allí hasta la autora de la gloria del mundo. La Luz dejó de ser morada de los dioses y signo divino –se ocultaron con el velo de la Noche. La Noche se convirtió en el seno fecundo de las revelaciones –a él regresaron los dioses –y se durmieron para renacer con nuevas formas en un mundo diferente.

Fragmentos de La enciclopedia

  • Buscamos por todos lados lo incondicionado y lo encontramos más que cosas.
  • Razón y fantasía es religión; razón y entendimiento es ciencia.
  • Nuestro espíritu es la articulación que une aquello que es completamente desigual.
  • Hay que romantizar el mundo. Solamente así puede volver a encontrarse el sentido primigenio. La romantización no es más que una potenciación cualitativa.

Poema

CUANDO FIGURAS Y NÚMEROS YA NO SEAN

Cuando figuras y números ya no sean
la clave de todas las cosas y seres.
Cuando aquellos que cantan o se besan,
sepan más que cualquier sabio.
Cuando el mundo vuelva a la vida libre
y la vida libre vuelva al mundo.
Cuando la luz y las sombran se unan
de nuevo en una perfecta claridad,
y cuando la historia del mundo
se cuente en cuentos y poemas,
entonces una palabra única y secreta
pondrá en fuga todo el desorden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Category

Notas de libros